miércoles, 11 de abril de 2012

Posted by Víctor on 11.4.12 No comments

A.- INGREDIENTES:
  • 4 alcachofas (2 por persona)
  • gambas (pueden ser congeladas o frescas)
  • 1 lata de atún (puede ser una lata de atún en aceite de oliva)
  • 2 ó 3 cucharadas soperas de salsa de tomate  (puede ser tomate frito) 
  • hierbas provenzal
  • sal
  • aceite 
B.- PASO A PASO:

1- Vamos a empezar por el relleno, primero troceamos las gambas peladas y en una sartén con un poco de aceite salteamos.
*si el atún que vamos a utilizar es en aceite de oliva, podemos aprovechar este aceite para saltear las gambas.
2- Cuando las gambas estén hechas añadimos el atún y salteamos brevemente.

3- Una vez salteado añadimos a la sartén la salsa de tomate, las hierbas provenzales (al gusto) y una pizca de sal y dejamos  unos minutos para que se mezclen bien todos los sabores y reservamos.
*si no tenéis hierbas provenzales, no pasa nada, podemos sustituirlas por un poco de orégano y albahaca.
4- Una vez que ya tenemos el relleno hecho, comenzamos por limpiar las alcachofas, quitamos las hojas exteriores que son de un verde más intenso, hasta que lleguemos a las hojas interiores que tienen un color verde más claro, cortamos la punta de la alcachofa, seguidamente cortamos el tallo y recortamos la base para que la alcachofa para asentar, y  una vez tengamos limpias las alcachofas abrimos un poco desde el centro hacia afuera e introducimos una puntilla o un cuchillo y eliminamos las hojas y los "pelillos" del corazón de la alcachofa.

*cuando tengamos las alcachofas limpias las introducimos en un bol con agua y con zumo de medio limón, y así impediremos que se oxiden, es decir que cojan un color oscuro.
 *otro truco puede ser que os mojéis las manos con un poco de zumo de limón, y así cuando estéis limpiando las alcachofas se vayan impregnando con el limón y retrase que se pongan negras. La alcachofa adquiere ese color cuando se limpia porque se oxida muy rápidamente cuando está en contacto con el ambiente, igual le ocurre a otros alimentos. 
  5- Cuando tenemos las alcachofas limpias introducimos el relleno que teníamos reservado, ponemos las alcachofas rellenas en una olla y seguidamente incorporamos agua, un chorrete de aceite de oliva, una pizca de sal, y también podemos añadir una hoja de perejil.
*la cantidad de agua es la justa para cubrir la base de las alcachofas, aproximadamente 1 dedo o dedo y medio pero en horizontal.
6- Finalmente tapamos la olla y ponemos a cocer durante 25 minutos a fuego medio-bajo, pasado ese tiempo podemos comprobar si las alcachofas están blandas, si es así sólo nos queda sacar y servir en los platos y listo para COMER Y DISFRUTAR!!! 
 *si se os cae un poco de relleno de las alcachofas no pasa nada, podéis recogerlo con una cucharita y volverlo a introducir en la alcachofa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada